lunes, 18 de abril de 2016

EL PERIODISMO VILLERO / falso asesinato Neruda

("Soy el sueño de otros IX")

Por Bernardo Reyes

¿Qué siente señora? ¿Usted lo perdió todo? Pregunta un emocionado periodista a una dama que en efecto lo perdió todo, pues no se ve en la pantalla algo mas que agua.
Si fuese verano, el mismo periodista preguntaría si acaso está rico el melón con vino, mas la aclaratoria cuña de una niñita, que agregaría que está rica el agua, pero muy helada.

Si es incendio, y el fuego arrasó con todo, el periodista preguntaría, a la mas viejita, ¿Qué siente señora haberlo perdido todo?
Todo lo anterior, en caso de catástrofes.

En materia de noticias culturales: la longaniza mas larga, un enorme pastel de choclo, el sanguche mas alto, todos record Guiness. 
Me imagino oficinas de alcaldes llenas de reconocimientos de plástico, certificados de computador, bellamente enmarcados. Galvanos por doquier.

Como el tema de la estupidez es tan vasto, algún sociólogo tendría que explicarlo, y con poca probabilidad de éxito, alguien llegaría a entenderlo. Yo solo pregunto ¿tiene sentido estudiar periodismo para andar como estúpido por la vida?

Pero, esta introducción, que noto fallida, por la lata implícita que significa describirla, es para referirme a la nota, pomposa y grandilocuente, de la periodista que debiese doctorarse en desinformación. (Link al final).

1º.- La dama que aparece en la foto no es sobrina del vate. Y el sobrino que aparece hablando representa alrededor del 17%. El resto renunció su representación, por sus turbias maniobras que alguien, en algún momento dará a conocer.

2º.- La periodista Paula Canales, dice que el funeral oficial de Neruda realizado por el presidente Aylwin fue mas privado: justamente lo contrario. Ese funeral contó con miles y miles de personas. Se cortó la Alameda para dejar el pasar el féretro, había vigilancia de helicópteros. Ese año de 1992, fue sumamente significativo: regresar a Isla Negra con los restos de Pablo y Matilde fue quizás uno de los homenajes mas grandes que recuerde el país, pasando por todos los pueblos. Y fue un funeral de estado. El velatorio de Pablo y Matilde se realizó en el ex Congreso Nacional, y fueron miles de miles ciudadanos los que homenajearon al poeta.

3º Parece ser que los asesores de Quintana, Lagos y la Bachelet, son de lo peor que exista.
Partiendo porque no saben de la existencia de mas de un 65% de los herederos; de que la fundación y estos herederos, hablaron con los encargados de Derechos Humanos del Min. del Interior poniendo en antecedentes, la absoluta inconveniencia de realizar un entierro con honores tratándose, como se trata, de una devolución de restos, por un procedimiento policial, investigativo. Es decir, la periodista, hace un copy paste, no le pregunta a nadie y rellena la noticia con los participantes. ¿No existe conflicto entonces?
¿La presidenta no tiene duda sobre la mediocridad de sus asesores en derechos humanos?

Concluyo aconsejándole a la presidenta, que no es posible que no caiga en el ridículo, cuando sus asesores no han podido detectar las contradicciones de este pobre hombre que es Manuel Araya, del cual con mi abogado hemos detectado decenas de contradicciones y mentiras, y como lo dije anteriormente, en algún caso recibió el pago de 10.000 Dólares por entrevista, según lo consigna los comisarios del PDI.

En fin, estamos acostumbrados a ridículos sucesivos de la presidenta. Es lamentable. De Quintana, ya he dado mi opinión, un hombre bueno, pero de agudo nada. Lagos en cambio, es un político que muchos apreciamos, ojalá se de cuenta y no asista a esta cuestión rara: los mismos protagonistas que con falsedades sacan los huesos de Neruda, los devuelven. ¿Descaro? ¿Obsesión por la figuración?

Por eso para estos temas indiscutiblemente hay que pedirle que informe o desinforme a la periodista Paula Canales. Será seguro que el país seguirá siendo la porquería que es.


http://impresa.lasegunda.com/2016/04/14/A/fullpage#slider-16