jueves, 17 de septiembre de 2015

PARKINSON







No soy yo el que me muevo.
Es el mundo,
las ciruelas corriendo tras las bocas,
las cerezas,
las manzanas borrachas en su rama.

Las bandadas olvidadas de sus nidos.

La lluvia horizontal del sueño.
La oquedad inversa,
una húmeda brisa
lamiendo la piel de los desiertos.

(16 septiembre. Santiago. Durante y después del terremoto. Foto de Marycruz Jara).