lunes, 2 de noviembre de 2009

WORLD TRADE CENTER (Cuento)


© Cuento de Bernardo Reyes

Ella era una muchacha oscura habitada por el espíritu de la sonrisa.
Nos habíamos encontrado en Iquitos, en la expedición a la ayahuasca, cerca del equinoccio de septiembre del 2001.
-Está temblando-, alguien gimió, en medio de la vomitadera: la desorientada menstruación de los volcanes imaginarios se derramaba iluminando las sombras de la ruca miserable. Los cuerpos manoseados por los chamanes eran devorados finalmente por la madre de las serpientes.
Después nos perdimos entre los escombros y fuimos parte del sueño de no saber que soñábamos.

No hay comentarios: